Creemos que La danza es una de las formas de expresión más completas que Dios le dio al ser humano. El cuerpo que nos fue dado es nuestro instrumento y la extensión de nuestro espíritu que fervientemente desea adorar al Padre. Cada adorador es un altar y como tal buscamos arder como sacrificio vivo de pasión y obediencia. Creemos que por medio de nuestra danza podemos traer a lo natural la forma más pura en que el Padre desea en que le adoremos y, ciertamente este es nuestro deseo, conocer y agradar cada día más el corazón de nuestro Amado. El ministerio está conformado por hermanas que anhelan manifestar el cielo en la tierra a través de sus movimientos y según el diseño dada a cada una, son miembros activos de la iglesia y participan constantemente en discípulados y ensayos. El ministerio está liderado por Alexandra Zepeda Morales.